Del Descubrimiento de América a la Resistencia Indígena

Del Descubrimiento de América a la Resistencia Indígena, uno de los cambios más drásticos de ideas que he experimentando en la vida. Sí, realmente sí. Aun recuerdo mi vida de escuela, de niña, dibujada con orgullo a la pinta, la niña y la santa maría. Todos las conocían, incluso competíamos para ver quien lograba un mejor dibujo de las tres carabelas de Cristobal Colón. Recuerdo que, en algún momento, no necesitaba libros para copiarlas. Todo estaba memorizado, incluso la historia. “¡Tierra, tierra!”, un tal Rodrigo de Triana gritaba, uno que ahora dicen que no existió.

Esta etapa entonces pasó, pasó cuando comenzaron a hablarnos de resistencia. Ya la historia no relataba sobre unos españoles que llegaron contentos y brindado educación, por ejemplo, nos hablaban de los españoles viles. Españoles que llegaron a abusar del pueblo, de nuestras razas originarias, de nuestros recursos. Hoy este acontecimiento es considerado una de las mayores masacres históricas que ha sufrido américa.

Frente a esto, ¿Qué posición debo yo asumir? Me lo he preguntado muchas veces, aunque de tanto en tanto uno suele evadir el tema con ánimos de evitar enemistades o para evitar ser visto como un resentido más en el mundo.

Creo que la verdadera historia debe conservarse, sí.  Ocultar la verdad sería egoísta, y me pregunto, ¿por qué nuestra propia gente no nos puso claras las cosas antes? Justamente, seguro se trataba de ese egoísmo, por intereses propios y no colectivos. Aquello no fue tan hermoso como nos lo dibujaron al principio. Ahora, además de conservar la historia, más allá de todo resentimiento, nuestro objetivo debe ser crecer con seres humanos, como ciudadanos, como nación, y ayudar al mundo. Sí que podemos. Además de todo esto, es importante reconocer que lo que para América fue Resistencia Indígena, hoy es la Resistencia de Todos los Pueblos. Ustedes se preguntaran, ¿por qué? La respuesta está a nuestra vista, así como se resistieron las razas originarias en América sigue resistiendo el mundo entero, las naciones, las ciudades. La búsqueda de poder, de bienes mal habidos, la desestabilización planificada intencionalmente y con objetivos egoístas, eso es lo que sufrimos hoy.

Es un asunto que todos debemos no sólo ver, sino esforzarnos por resolver, a aquel egoísmo debemos darle la espalda. Ya basta de luchar por mí o de luchar tú por ti. La lucha debe ser colectiva, pero una lucha contra los sentimientos que no construyen sino contra estos que nos destruyen. Por todo lo dicho, desde aquí, hoy felicito a los que resisten, a los que revelan sus vidas contra la hostilidad y trabajan por la unión de los pueblos.

About these ads

Etiquetas: , , , ,

About valelapenacompartirloaprendido

Soy Rosarelys, tengo 23 años. Amante de la lectura, la escritura y la reflexión. Esta es una de mis formas de expresión, un espacio para compartir y debatir ideas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 507 seguidores

%d personas les gusta esto: